Porque tu eres la razon por la que el amor arde en mi pecho y por la que la alegria se desborda en mi sonrisa.